Archive for 15 febrero 2009

John Cage

febrero 15, 2009

En los años que siguen a la Segunda Guerra Mundial se está produciendo una música altamente determinada en todos sus parámetros, el serialismo integral o ultrarracionalismo, donde el compositor intenta no dejar nada sin determinar. Como respuesta a este movimiento se produce un movimiento contrario, la conocida como música aleatoria o indeterminada, en la que el autor no intenta controlar todo lo que se toca sino que deja libertad al intérprete para completar lo que el compositor ha escrito.

El iniciador de esta corriente fue John Cage (1912-1992). Este autor realiza una búsqueda de nuevos materiales y entre ellos trabaja con el silencio. Influenciado por la filosofía Zen, estudia las implicaciones del silencio en la música. Aquí hay más información del autor, en inglés

Su obra 4´33” da muestra de esta inspiración. La partitura de esta pieza la forman exclusivamente tres números romanos, cada uno de ellos seguidos por una indicación del tiempo que debe de durar cada parte, entre los tres suma 4 minutos y 33 segundos, seguido de la palabra tacet (calla, en latín). Indica que el intérprete o intérpretes, ya que puede ser tocada por cualquier número de intérpretes, deben de permanecer en silencio.

El vídeo que tenemos aquí es una versión reciente, del 2006, de la obra, con su chispa de humor.

4′ 33”

John Cage nos habla del silencio

Anuncios

Un americano en París

febrero 8, 2009

“Mi propósito aquí es retratar las impresiones de un americano que visita París, mientras pasea por la ciudad, escucha varios ruidos callejeros y absorbe el ambiente francés” Este es un comentario que hizo Gershwin respecto a su obra.

En el post anterior hablábamos del tráfico en la gran ciudad aquí tenemos un buen reflejo de ello, en música. “Un americano en París” es una de las obras de este compositor de principios de siglo XX, George Gershwin. Autodidacta, compone con todos los estilos de su momento, desde el de la música europea al jazz. Según parece fue rechazado por Ravel cuando le pidió que le enseñara porque Gershwin ganaba mucho más que él con su música, le dijo que tendría ser él quien le diera clases.

\"Un americano en París\" (fragmento) G. Gershwin

Podemos seguir escuchando otro fragmento de esta misma obra, en ella incluye un tema de blues.

Un americano en París (tema de blues), G. Gershwin

Aquí tenemos al mismísimo Gershwin en imagen y en acción.

En el principio fue el silencio

febrero 2, 2009

De la oscuridad surgió la luz. Del silencio el sonido.

¿Has escuchado a los pájaros? ¿la lluvia al caer? ¿el murmullo de las hojas mecidas por el viento?

Vivimos en un mundo lleno de ruido, sonidos, ajetreo, músicas y más músicas, ¿donde cabe en él, en nuestras vidas, el silencio?

Y no solo está el ruido externo, está nuestro propio ruido, el de nuestros pensamientos, preocupaciones, planes, explicaciones y justificaciones, no nos callamos nunca, salvo que seamos requeridos por un estímulo externo.

Si quieres experimentar algo nuevo intenta callar tu mente y escucha, lo que hay a tu alrededor. Lo solemos hacer cuando estamos en contacto con la naturaleza, y ciertamente es una de las mejores ocasiones para hacerlo, pero prueba a hacerlo en cualquier sitio, en la ciudad, el ruido de los coches, el ajetreo de las tiendas o el bullicio de un fin de semana. Solo escucha, verás que eso no lo habías vivido anteriormente.

Lo mismo podemos hacer cuando vamos al parque o en el jardín de al lado de casa, escuchar los pájaros, el silencio cuando se produce. Puede ser un experiencia única, casi mística.

Es una forma de sensibilización auditiva, con los alumnos solemos hacer algo parecido al principio de curso y sobre todo con los más jóvenes. Por ejemplo tienen que anotar a lo largo del día los sonidos que perciben, el despertador, la ducha, la cafetera, el jaleo del recreo, etc.

Después podemos comenzar a oir la música, por ejemplo, un buen principio sería “La Mañana” de la suite orquestal “Peer Gynt” de Edward Grieg

\"La Mañana\", Edward Grieg

Forges